Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8/04/10

Pobre Nicole


Oh, Pobre Nicole. Pobre Nicole.

Permítanme la sinceridad, me da mucha pena lo de Nicole Neumann. O Neuman. O como sea que se llame el tajito éste.

La verdad es que habiéndole dedicado abundantes masturbaciones en el pasado debido a las sugerentes contratapas de la revista Noticias y sus publicidades de Caro Cuore, me siento en la obligación de defenderla, o algo así. Además, ella cantaba la canción de apertura de “Amigovios”, que era como “Chiquititas” pero estaba mil veces mejor y era apta para varones. Porque ella no tiene la culpa de ser quien es, o de ser lo que es, o de pensar como piensa, y todo eso.

En orden cronológico las cosas fueron más o menos así (ustedes que se la pasan visitando sitios web de la farándula deben saberlo mejor que yo, pero bueh):

Día 1
La modelo, novia o esposa del futbolista Fabián Cubero, es víctima de la inseguridad. Resulta que en el barrio de Quilmes andaba ella en compañía de su hijita, un custodio y un patovica en otro auto. Pero no hace la denuncia ante la justicia sino ante las cámaras de televisión.

Día 2
El custodio de Nicole radica la denuncia, pero el patovica sale a decir que todo es puro cuento, y que él no vió nada ni se enteró de nada.

Día 3
Nicole cae en la trampa de un pseudo-periodista y dice que le “encantaría irse del país”. Coco Silly sale entonces a decir que Nicole debería dejar todo el capital que cosechó en la Argentina e irse a otro país a comenzar de nuevo, cosa que muy bien no se entiende a menos que uno entienda que Coco Silly es medio boludo y parece rápido o sagaz nomás porque está sentado entre Pamela David y Alejandro Fantino (una preciosa muñeca inflable y un 1er. Dan en papanatismo, respectivamente).

Día 4
Ricky Martin se declara homosexual. Considerando lo coloridamente gay que era sin declararse gay, es probable que -ahora que se declara- bata todos los récords de homosexualidad posible y se convierta en una suerte de unicornio rosado sodomita o algo así, de los que a su paso dejan una estela de burbujas y un arco iris de sonrisas. Lo bueno es que por lo menos nadie lo declaró embajador del cuidado de los niños o algo así. No, a ver, esperen… no.

Día 5
Comprobé que si a la moto la ponés a más de 90, entra a vibrar. Lo cual tiene sentido considerando que el otro día le hice el amor a una señora de 91 con Parkinson… JAJAJAJAJAJa… OK, esto se oía mucho más gracioso hoy a la mañana cuando se me ocurrió el chiste y lo representé frente a una audiencia compuesta de mis playmobils y media docena de Locodrilos de Kinder Sorpresa. Mejor no lo publico.

Día 6
La modelo en realidad no fue asaltada, sino que fingió o inventó o fabuló la situación para zafarse de una obligación laboral que le desagradaba. Entran a aparecer testigos que dicen que ni siquiera anduvo por donde dijo, o que esto, o aquello. Una vecina que vive frente al preciso lugar del asalto dice que sus cámaras de seguridad no filmaron nada, de nada, de nada. El caldo se espesa.

Día 7
Nicole sale a desmentir después de declarar durante horas en la comisaría, y dice que ahora está mas tranquila y que no quiere irse del país.

Día 8
Luis Ventura sale a decir que Rocío Guirao Díaz dijo que “Nicole acostumbra a hacer estas cosas”. Nadie aclara a qué se refiere con lo de “estas cosas”, pero el musculoso autor de un horrible sitio web de esporádica publicación se imagina algo sexual y cochinamente divertido, con muchas plumas y consoladores amurados a las columnas interiores de una mansión. Resulta difícil precisar si se toca posteriormente.

Día 9
Aníbal Fernández, quien probablemente sea la persona a la que más miedo me daría enfrentarme en una discusión y/o debate, en todo el mundo (debido a su inquebrantable entereza para rebatir o defenestrar cualquier tipo de idea o posición, ya sea esta cierta o falsa), aparece diciendo que Nicole es una mentirosa. Cagaste, Nicole. Cagaste alambre de púas.

Día 10
Un guitarrista de Callejeros afirma que él y Eduardo Vásquez (quien supiera quemar viva a su esposa) fueron echados de la banda. Pero viejo… qué jodida resultó la gente del rock, caramba. Primero Eduardo Vásquez la quema viva a su mujer después de haberla amenazado con quemarla viva y ahora éstos lo echan a él y al guitarrista. Así no van a conseguir dónde tocar, les digo. Les falta causar un incendio en un recit… a ver, no pará… pará…

Día 11
Me encuentro en clase y compruebo que –mas allá de que me demoro demasiado entre artículo y artículo- mi compromiso con el humor sigue siendo mayor que cualquier otro de mis compromisos. Porque una compañera cuenta que en su escuela no hay luz, y yo me digo a mi mismo: “Entonces no tenés que estudiar para ser docente de lengua inglesa, tenés que estudiar Braille, JAJAJAJAJAJAajaja” y me río en mayúsculas, pero en la parte de adentro de la cabeza. Por fuera, asiento con la cabeza y digo algo inofensivo e innecesario, del tipo “forma parte de la realidad en que vivimos” o algo así.

Día 12
Mañana. Buen clima hasta el mediodía, desmejorando hacia la noche con probabilidades de terremoto en alguna parte del mundo. ¿Está mal que nosotros seamos de los pocos en no tener terremotos? ¿Son el nuevo Facebook, los terremotos? ¿Estaría mal decir que el “terremotiano” es un lenguaje escrito particular? Porque se me ocurre que si justo te empieza a bailar todo mientras estás tipeando, una palabra simple como, no sé… poronga, por ejemplo, termina siendo `ppooooooennjgaajajs”. Imaginate, no sé, yo te tiro la puntita.

Ahora bien: Nicole no lo sabe, pero la única manera de salir no tan mal parada del incidente que le queda consiste en llamar a una conferencia de prensa y cortarse el dedo meñique de una maño con un wakisashi, para luego envolverlo en un paño blanco y entregárselo a Hugo Moyano a la voz de “oflezco esto como lesalcimiento ante la deshonla”. Lo lógico sería que apareciese ahora Cubero a decir algo. Yo si fuera él diría algo así como: “El señor Jefe de Gabinete tiene razón, mi esposa es una mentirosa y bastante pelotuda”. O: “Mucho no se le puede pedir a Nicole considerando que es modelo desde los once años, rubia y encima, mujer”. Pero creo que eso sería esperar mucho teniendo en cuenta que Cubero es futbolista, y por consiguiente cuenta con un coeficiente intelectual equivalente al de un cepillo de dientes con tres meses de uso. En la siguiente foto puede apreciarse, mediante el gesto, que si la cámara hubiese venido con un electroencefalógrafo, las señales más poderosas habrían provenido de las copas.

Poroto

Pero lo que yo me pregunto es: ¿Es necesario enojarse con Nicole?

Al fin y al cabo, una persona que se fabula una historia para no tener que rodearse de gente negra, fea y pobre (no necesariamente en ese orden) es víctima de la inseguridad. Quiero decir, en el más amplio de los sentidos de la expresión, ya que se inventa la historia nomás de paranoica que vive. Quien se instala una puerta “Pentágono” es víctima de la inseguridad aunque no lo afanen nunca. Quien se toma un remis a fin de no esperar un colectivo en una parada peligrosa, también.Y lo digo hoy, a sabiendas de que hace algunas pocas horas intentaron robarle el auto a una conocida mía, cuando salía de una clínica en compañía de su hija de diez años. Por fiaca, por miedo, o por lo que fuese, me parece mucho menos despreciable el que se inventa una historia acerca de la inseguridad que lo preocupa, que aquél que pretende hacer oídos sordos a los cientos de baleados, acuchillados y demás desafortunados que son efectivamente asaltados y asesinados, y que no se convierten siquiera en la noticia de la semana. Lo que Nicole hizo no fue más que cruzarse de vereda ante la aparición de un par de negritos, sólo por las dudas. Aunque en la mayor escala que te permite el hecho de ser una ciudadana económicamente muy afortunada a la que le gustan los perritos de la calle pero no los negritos de la calle, como a muchos, muchos, muchos de esos argentinos (por nombrar una nacionalidad) que fantasean con la idea de ser millonarios y abrir un hogar para perros en vez de una fábrica de llaveros o algo así.

Quiero decir, eso de decir que la inseguridad no es tanta nomás porque a esta pelotuda se le ocurrió inventar ese intento de atraco justo cuando la república toda estaba atenta a la evidencia y misceláneos, es poco noble. A mí me preocupan esos asaltos que no son verdaderos, y en los que la gente se muere efectivamente, sin custodios haciendo disparos imaginarios, sin patovicas monitoreando las distancias y sin tanta voltereta. Esos asaltos que no me hacen pedir ni más policías ni mano dura, sino otras cosas, en un lenguaje que no llegué a decodificar todavía. No, no es justicia social tampoco. Es otra cosa. Si a ustedes se les ocurre qué puede ser, avisen.

Que no son tantos, pero que son muchos, y que dejan a montones de personas bailando con el diablo.

Anuncios

Read Full Post »