Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3/04/07

Algo que suele darse debido al entusiasmo con que se aplica esa abominable premisa de “gustos son gustos”, es la aparición de muchas cosas diferentes. Algunos lo llaman variedad, y se hace notable en lo que se refiere a la atracción sexual o una banda, intérprete o grupo musiquero cualquiera. Y no, éste primer párrafo realmente no explica las cosas como debería. Podría denunciar entonces que los elementos que componen mi Universo se dividen entre:

a) Cosas que hacen que quiera pelear, tener sexo y matar
b) Cosas que hacen que quiera pelear, tener sexo y matar, pero por las razones equivocadas.

O sea: más allá del gusto, creo firmemente que algunas cosas son peores que otras. Y en éste artículo voy a liberar vapor y decir lo que pienso acerca de ciertos “artistas” musicales. Obviamente, muchos de ustedes se van a sentir ofendidos. No es esa la intención (me pregunto cuantos lectores voy a perder y a cuantos voy a convertir en fieles generales damospenienses después de esto), pero más de un desorientado latinoamericano o lector accidental va a salir a decir cosas como “KUALKIERA, ESTÚPIDO, ENFERMO, NO SABÉS COMPRENDER LA PROFUNDIDAD DE (banda), CALLATE LA BOCA”, probablemente sin los acentos y sin las comas. Por eso, voy a ser justo, y antes, les voy a decir que disfruto de la música de The Beatles, Queen, Fito Páez y Charly García antes de transformarse en caricaturas, The Temptations, Nobuo Uematsu, Ryuichi Sakamoto, Michel Camilo, Stevie Wonder, Eric Clapton, Steve Ray Vaughn, Barry White, Ray Charles, Michael Jackson y Earth, Wind and Fire, así pueden desquitarse diciendo algo sobre ellos. Les pido por favor no utilicen la vulgaridad explícita. Para vulgar, basta conmigo.

(Al que me diga que tengo que escuchar la discografía completa para poder juzgarlos le voy aclarando que no lo voy a hacer, amparándome en que eso es mas o menos como decir que tendría que ser gobernador o ministro de economía para poder creer que hay corrupción en la política, ser Justin Timberlake para poder afirmar que Scarlett Johansson está buena, o tomarme una botella entera de vino para saber si éste está avinagrado. Hagan click sobre lo subrayadito y si me olvidé de alguien, griten, porque voy a seguir agregando.)

.

Los Piojos: A ver… que levanten la mano los que creen que el cantante es un pobre chico que necesita pasar por el consultorio de una fonoaudióloga así le entendemos algo de lo que canta. Me parece injusto criticarlo: el muchacho requiere atención médica, y yo, la verdad, no le entiendo un carajo. En una de esas está diciendo cosas interesantes. Cada vez que lo engancho hablando en una entrevista me quedo esperando a que le aparezcan los subtítulos a la altura de la panza. La canción: “Como Alí” es sólo comparable a un discurso del personaje de Benicio del Toro en “The Usual Suspects” emitido a través del sistema de altoparlantes en la Estación Retiro.

.

Limp Bizkit. ¡No importa de qué, chabones! ¡La idea es tener una banda! ¡No, de música no hace falta que sepas nada, tenés que tener ganas y con eso hacés todo! ¡Hay un montón de canciones que ya están hechas: las toqueteamos un poco, les cambiamos la letra como Pablo Granados pero sin hacer chistes y listo! ¡Fijate, Puff Daddy se llenó de plata haciéndolo y te apuesto que al día de hoy todavía no sabe diferenciar un piano de un semáforo! ¡Algún mérito tiene que haber en eso! ¡Miren que si no me hacen el aguante me mando solo, eh! ¡Los pendejos a cierta edad compran cualquier cosa, no la dejemos pasar!

.

Callejeros: Faaa, que banda, dénle las gracias a Ibarra, porque de no haber sido por el “sauna-parrila” que dejó instalar en Once, no los conocería nadie. Dan vergüenza ajena. Chabán tiene que estar preso, sí, pero por haberles dado cabida. Cuando le gente se junta a fumar praliné pasan estas cosas…

.

Cristian “Pity” Álvarez. Me da asco. Realmente, me da asco. Cuando la humildad y la sencillez se caricaturizan, dejan de ser tales. Entonces, el “pibe del barrio y la calle” pasa a ser un animalito. Mis peores pesadillas fascistas a veces incluyen la posibilidad de que se siente al lado mío en el colectivo, viéndome obligado a respirar lo que deben ser sus emanaciones corporales. Soportarlo en cualquiera de sus apariciones públicas me hace caer en la cuenta de que este país se viene a pique no sólo por la corrupción de los políticos de turno. Es un aviso ambulante de cualquier institución de lucha contra las drogas. No puedo imaginarme sino pasándolo vivo por una pulverizadora de árboles como la que Peter Stormare usa para deshacerse del cuerpo de Steve Buscemi en Fargo. Sería el mejor día de mi vida. El mejor, el mejor, lejos.

.

Joaquín Sabina. Qué se yo… para mí, la poesía es mas bien otra cosa. Todo bien, yo quiero respetar a todos, pero… viejo… Sabina es Arjona fermentado. España quedó embarazada y dio a luz a Serrat, luego dio un paso al costado y lo cagó a Sabina. Ahora parece que no se droga más, por lo que mis esperanzas de verlo tirado en una zanja, embebido en su propio vómito y con varios agujeros de bala tras mantener una discusión con un dealer madrileño deberán seguir siendo eso: esperanzas.

.

Black Eyed Peas. Contra la minita (creo que se llama Fergie) no tengo casi nada, porque de a ratos parece estar rebuena, pero en ese cuarteto hay, mínimo, dos delincuentes que deberían comparecer ante un tribunal internacional y responder por sus crímenes, siendo (a posteriori) condenados a una muerte rápida frente a un pelotón de fusilamiento. El negro fiero, flacucho y pelilargo que se la da de gran tipo, y el otro negrito desorientado que parece recién desembarcado de un container de ilegales sudaneses se llevan las palmas, pero en cualquier caso, los cuatro son un mamarracho que tranquilamente podría haber salido de Gran Hermano.

.

Airbag: Yo al gordito lo veo parecido a alguien, pero no se a quien. Es como la cruza entre Maradona y el cantante cachetoncito de “Keane”, retocado por Tim Burton. No importa, no viene al caso: en cualquier momento los tres se agarran una hepatitis fulminante, porque imagino que deben estar amatracando treceañeras de country y Radio Disney a más no poder. Los de Hanson al menos no se disfrazaban….

.

Sin Bandera: ¿Cómo hacen para que todas sus canciones suenen a la misma popó? ¿Hay alguna fórmula? ¿Es la famosa música programática? ¿Nadie puede hacer nada para detenerlos? ¿Dónde tiene el cuello ese gordo cara de “Animaniac”? ¿No parecen Penn y Teller en esta foto?

.

Reaggetón: Apoyo a cualquier gobernante (elegido democráticamente o impuesto a través de un golpe de Estado o revolución) que me prometa extirpar de la sociedad a todo ser humano involucrado en este estilo musical. Lo voto, lo voto ya. Soy capaz de votarlo a Menem, a Astiz, a Bush, al coreano ese de las bombas atómicas… a los cuatro juntos. Sáquenmelos porque me están enfermando.

.

Gustavo Santaolalla: Las probabilidades no me favorecen porque no tengo auto ni sé manejar, él vive en Estados Unidos y no podríamos cruzarnos jamás, pero si algún día este hippie devenido en empresario musicalizador de películas y descubridor de “talentos” llegase a necesitar un aventón y yo me encontrase en la posición de recogerlo por la calle, les juro que nunca se sabría más nada de él. I would fuck him up for good.

.

Iván Noble. Sostengo la teoría de que Dios creyó que era él y no Pappo el que iba en la moto.

.

Tool: Podría pasarme toda la mañana hablando de las razones que me hacen creer que esta “banda” es cualquier cosa, pero lo peor debe ser sin lugar a dudas la cantidad de bobos que terminan embelezándose con su música y defendiéndolos a cualquier precio como si fueran lo mejor a disponibilidad. En realidad no creo que sean tooodos bobos, pero hay una bandita de venezolanos que… madre de Dios… Entiendo que algunos necesiten alejarse de lo popular o mainstream para sentirse bien, adorando a Satán, la oscuridad, la gomina y esas cosas, pero no me parece serio experimentar más de la cuenta. Lo poco que escuché de ellos viene a ser (gastronómicamente hablando) el equivalente a una empanada de Liquid Paper.

.

Cristian Castro: ¿Quién debería sentirse más triste? ¿Cristian Castro por haberse tatuado ese símbolo que representa a “Tool” pero parece un pete, o los integrantes de la banda “Tool” por saber que la mayoría de las personas los conocen por ser “el pete tatuado en la espalda de Cristian Castro”? Justificar.

.

My Chemical Romance. Otra… Me encantan esas bandas de chicos maquillados, supuestamente sombríos, sangrientos pero sensibles y taciturnos, que se hacen famosos gracias al chat y los foros en Internet… ¿A quien le vas a hacer creer que después de las once de la noche (ocho en invierno y días de lluvia) no agarrás el celular y le pedís a tu viejo que te vaya a buscar o te mande un remis que te lleve a tu casa, mocasín? Te hace falta que te agarre un Chipi Barijho, a vos, y que te deje hecho una seda. Llega a entrarte un murciélago en la pieza y a la psicóloga que te atiende le van a tener que poner asistentes, zanguango.

.

Miranda. Viene a ser más o menos como los de arriba, pero después de una sobredosis de Cepita y un “Tratamiento Ludovico” a base de fotos de Fonzie.

.

La Vela Puerca, Las Pastillas del Abuelo, etc., etc., Estos vienen pegados al “Pity”. Me dicen, el otro día: “¿Escuchaste alguna vez a…? vení, escuchá, escuchá…” Me limitaré a decir que no me dio diarrea porque Dios es grande y llevo mucho queso en mi dieta. Estas dizque bandas tienen tanto oficio como cualquier grupo de cumbia villera, pero se la dan de prometedoras y “llevadoras de gente joven” en el rock argentino. Muchachos, miren que “Yerba Brava” y “Flor de Piedra” empezaron mucho antes, ¡eh! ¿No les da miedo que los “kabeza” toquen mejor que ustedes si intercambiamos los instrumentos? ¿No se dan cuenta de que en esas contadas veces que la droga sacó genialidades únicamente las sacó de los que tenían algún talento o destreza, y al resto (ustedes) sólo los puso en evidencia? ¿No ven que eso de “la variedad de estilos fusionados” le resulta creíble nomás a los papanatas que los siguen, y al resto se les muestra como la evidencia de que no podrían hacer música de verdad? No, que van a ver, si tienen más pasto encima que los camellos de los reyes magos…

.

Los Guasones, Jóvenes Pordioseros, Los Tipitos, etc. Y sigo con los de arriba: ¿Son conscientes de que –fuera de bromas- en el cajón de las medias del ropero del tecladista de “Sombras” hay más técnica, dedicación y escuela musical que en todos ustedes juntos?

.

50 Cent. Yo no soy racista, pero bien podría comenzar con este muchacho. Dos palabras: “curb stomping”

.

Diego Torres. Lo detesto al punto de que soñé que lo juzgaba y condenaba a una “paliza en camioneta”. Eso lo dice todo. A este tipo, durante el jardín de infantes, tendría que haberlo agarrado un profesor de música pedófilo y arruinarlo bien, pero bien, bien arruinado. Vos también, Julieta Venegas… podrías dejar las cosas así como están. Basta.

.

Vicentico. Dejando de lado el hecho de que de un tiempo a esta parte parece componer nomás para que los chicos que piden monedas tengan algo que cantar, no entiendo las razones del éxito de este hombre. Puedo comprender que algunas canciones de los Fabulosos Cadillacs hayan caído bien entre la gente en determinado momento (Matador), pero lo suyo me parece incomprensible. Lo peor es que debe estar comprando de buena calidad, porque todavía no se quedó duro. Ya le va a llegar, paciencia… esa panza es una bomba de tiempo.

.

A77aque. Yo sé que el punk no requiere grandes virtudes líricas, pero si lo vas a defender utilizando el vocablo “música”, al menos tengan respeto por el resto de los “músicos” o “artistas”. Están meta y meta joder con lo mismo desde hace como veinte años y, ¿me van a decir que todavía no pudieron conseguir un cantante o mandarlo a ese pelado a una escuela de vocalización? A esta altura del partido ya estamos hablando de irresponsabilidad más que de otra cosa. Durante la adolescencia ciertas cosas son entendibles. Pero a los 39, señor Horacio “Ciro” Pertusi, se supone que tendría que haber evolucionado en cierta forma, a menos que se haya dado cuenta de que con eso que le sale fácil vende discos sin problemas. Fenómeno: se divierte con sus amigotes, escribe dos o tres canciones en una tarde, se toma una cervecita y la pasa bien…. Pero de ahí a cobrar por eso hay un trecho. Que haya existido “Mambrú” no es excusa. Usted es un señor grande, debería saberlo. Si Favaloro resucita, lo va a buscar y le va a arrancar el corazón ritualmente, como el brujo de la segunda “Indiana Jones”.

.

Chayanne: Persevera y triunfarás. El negro escribió “Provócame” y dijo: “hasta que no sea un éxito en por lo menos dos o tres países, no saco ninguna otra canción o disco así me salgan moretones”. Y le dio, y le dio, y le dio… pasaron como diez años, yo terminé la escuela primaria, la secundaria… y el seguía: “Provócame, provócame”, como un obseso, con el microfonito atado a la oreja, los ojos desorbitados e inyectados en sangre, sacudiéndose enajenado y sonriente por Ritmo de la Noche, Nubeluz, La Movida del Verano, el programa de Susana Giménez… parecía que iba a darle un aneurisma cerebral, pobre hombre. Al final, entró por cansancio en el gusto de algunas mujeres y ahora tiene un software computarizado que le genera las mismas seis baladas intercambiando tonos, tiempos verbales y sustantivos abstractos. O eso parece. De ahí sacó como seis o siete discos.

.

Metalica: Aaaaahhh, que malos, que bravos que son, que rebeldes. Metal, metal. ¿Cómo era que les decían? “Alcoholica” si, si… que juego de sonidos. Borracho hasta la chota, mi vecino “El Lito” también se pone así de malo, y los podría dejar en estado de coma a base de chancletazos. Me caen tan mal que me bajé toda su discografía ilegalmente, nomás porque sé que están en contra de la descarga de MP3´s. No la escucho, pero la tengo por si alguien algún día me dice que se va a comprar un disco suyo. Serán el metal y todo lo que quieras, pero meterte contra los MP3´s cuando de joven te habrías matado descargándolos, es cosa de hipócrita y puto. Bueno, considerando que el padre del baterista fue un tenista millonario, de más está decir que el malcriadito los habría descargado nomás de puro “malo”.

.

Hoobastank. Los conocí por culpa de un televisor en una sala de espera. Pasaron el video de “The Reason”, la canción más conocida, y luego su versión “en vivo”, en un recital. Daban lástima. No podría respetar jamás a alguien que me dijese, hablando con seriedad, que esta payasada es “su banda preferida”. Probablemente me le mataría de risa en la cara, luego me sacaría el cinto y le daría una tunda frente a sus amiguitos, todos ellos tilinguitos como él. Funcionaría haciendo las veces de una dura advertencia.

.

Bersuit Vergarabat: ¿Van a hacer política o música? Y si quieren hacer las dos cosas, ¿Por qué no lo hacen por separado? Miren que para comprar “actitud” se la compro a Bruce Springsteen, eh!

.

Los DJ´s de la Creamfields y todo ese estofado: Serán grandes programadores, grandes editores y coleccionistas de efectos, grandes compaginadores, diseñadores gráficos, o Ingenieros en Sistemas con orientación en sonido y mucha plata para comprar discos, pero músicos nunca van a ser, ni por error burocrático. Podés ser muy bueno pasando música, pero eso no te hace necesariamente un artista. Es como que un mozo (el mejor maitre y sommelier del mundo) se considere maestro pastelero por servir una porción de torta. Y dejo un consejo para quienes siguen a estos muchachos: el día que se agarren un pedo feo el hijo de Pappo y sus amigos, corran, porque van a cobrar mal. Pero mal, mal. Y sabemos que no hace falta que estén los motoqueros para que el asunto se convierta en un pasaje de Termópilas pero con los espartanos aniquilando a todos a los persas.

.

Gustavo Ceratti: Me tenés podrido, Ceratti. Todo bien, Soda Stéreo fue importantísima, pero ya es hora de que aceptes tu lugar de empresario gordito y acaudalado y dejes los escenarios. Que andes por ahí diciendo: “Ya no me siento un muchacho de Palermo” causa mucha gracia, por motivos innumerables.

.

Marylin Manson: No le creo nada, pero un montón de gente, sí. El tipo ahora debe estar en una reposera junto a la pileta, mirando películas y comiendo pizza, a medio afeitar y con una remera grande de Los Simpson, cubriendo unos pantaloncitos de Tigre. Un chanta que vio la que le convenía y la hizo bien. Para limarle el marulo a la millonada de pendejos que me siguen, escandalizar a las viejas, salir en la tele todo el día y asegurarme una tonelada de dinero, yo también me habría puesto tetas. Tres o cuatro, me habría puesto.

.

Eminem: Soy malo, y lo voy a demostrar diciendo muchas malas palabras en mis discos y poniendo carita de malo. También voy a hacer una película a través de la cual mis fanáticos van a creer que soy buen actor. Y la voy a hacer con un personaje que sea más o menos yo mismo, cosa de que no cueste mucho y que haya hip-hop y rap y mis seguidores no se sientan defraudados… Como ese perro que en la película “Lassie” hace de perro, ¿viste? Así. Auténtico. Le voy a pegar a mi mujer, hacer un escándalo y de vez en cuando voy a andar con un revólver en el auto… Porque estoy lleno de odio… fákiu… ¿No te da miedo? Debería dártelo, porque soy Eminem, sí, el que sale en MTV. Soy así de malo, por eso uso los canzoncillos altos y los pantalones bajos, me pongo incómodo cuando hay un homosexual cerca y digo malas palabras. Soy un duro. Mi hija sabe que soy un duro, porque escucha cuando digo malas palabras acerca de su madre. ¿No te parezco un mafioso? Debería parecértelo, porque soy Eminem. ¿No sentís mi ira? Si, es verdad, me parezco mucho a Joe Pesci en Casino, soy terrible. No, bueno, a veces me parezco más a Clint Eastwood, y a veces, antes de raparme, me parecía más a Steven Seagal, sí. Porque empecé a hacer aparatos en el gimnasio. Es que soy tan violento… ¿qué decís? No, yo no toco instrumentos, eso no me daría tiempo para ser así de duro, ¿No ves que estoy todo tatuado?

.

Ricardo Arjona: el terrorista de la métrica y el sonido por definición. De algún lado habrá sacado eso de que las canciones no tiene porqué llevar rima ni obedecer a ciertas reglas matemáticas a fin de resultar agradables a la oreja humana. No sé de donde. Es cuestión de tiempo que se de cuenta de que tampoco son necesarios instrumentos o músicos que lo acompañen, y entonces se limitará a grabar discos en los que directamente leerá la letra de sus “canciones”. Sus seguidores, igualmente agradecidos, ya que si lo siguen no es precisamente por su música… pará, pará… ¿qué? ¿Lo siguen por su música? ¿Me estás jodiendo? Andá a escuchar Vilma Palma…

.

Andrés Calamaro. Me cae simpático porque algunas de sus canciones pasadas se me pegaron cuando era niño, pero el otro día, precisamente en base a ello, realicé un descubrimiento apasionante: es el “antiarjona”. Las últimas cincuenta canciones de Calamaro parecen escritas por una maestra necesitada de que sus niños aprendan a rimar. Dramaticemos:

Maestra: ¿Bueno, chicos, en la canción que acabamos de escuchar, ¿qué palabras suenan parecido a “tormenta”?
Lorena: ¡Sangrienta!
Maestra: Bien… ¿otra? No importa que no tengan nada que ver, la canción es así para que se note bien y ustedes aprendan a diferenciar las palabras…
Matías: ¡Cuenta!
Rodrigo: ¡Lenta, revienta, venta!
Maestra: Muy bien… bueno, todas esas palabras “riman”. La rima es…

Y hay que elegir entre eso o que haga cagar tangos.

.

Coti: Que me parezca simpático no quita que sea el primo mogólico y bienintencionado de Calamaro.

.

Celine Dion: Que me parezca simpática no quita que sea la vecina mogólica y conservadora de Whitney Houston. Si “My heart will go on” hubiese sido interpretada durante el viaje del Titanic, más de un pasajero se habría arrojado a su propia muerte, saltando en dirección a las hélices de la embarcación.

.

Avantasia, Dragonforce, etc: Bueno, sí, a veces las escucho. Pero, viejo, ya sabemos, sí, les gustan los dragones, tienen réplicas de espadas por todos lados, sí, sí, tatuajes de orcos también, porque vieron el Señor de los Anillos… seguro, sí, ya se que leyeron mucho de mitología, sí, a mí también me cae bien Odín, sí… el “power” tiene lo suyo… ahora bien, o crecen ustedes o crezco yo, porque no vamos a poder seguir así mucho tiempo más.

.

Babasonicos. Che, vos, sí… sí, vos, el cantante, escuchame: si te saco de MTV los videoclips de minitas flacas y maquilladas en demasía… medio como que te quedás en pelotas, ¿no? Y sí, te lo voy a decir: más allá de que te debés estar cepillando pendejas como si no hubiera mañana, sos lo más feo que existe sobre la faz de la Tierra. Sos horrible. Al lado tuyo, la poliomelitis es un “lugar feliz” y el cantante de Rata Blanca es Rubén Peucelle. Das ganas de arrancarse los ojos. No te das una idea de lo que me arrepiento, arrepentí y arrepentiré por no ponerte como número uno en la lista de los 17 futbolistas más feos del mundo, juegues o no. Sos repulsivo, viscoso y horrible. Horrible, monstruo, ponete una careta, hacé algo. Sos un gremlin, no, un muppet gremlin. Sos Gizmo clavándote una pizza en el jacuzzi a las dos de la mañana.

.

Arbol: La verdad, son unos capos. Metieron un violín, loco, un violín. Yo les voy a comprar todos los discos… A veces los engancho en la radio y digo: “¡Esa es Greensleeves de Mozart! ¿Cómo puede ser eso posible, si yo no estaba escuchando FM Amadeus?”, y cuando subo el volumen tras arrojarme emocionado contra la radio a toda carrera, resulta que no: era Árbol. ¡Qué letras! ¡Entonces no son una banda adolescente! Un par de sifones de soda, metegoles y veredas más y ya estarán listos para recibir el llamado de Adrián Suar y componer la banda sonora de “Gasoleros: The Movie”. ¡Qué banda! ¡Ojo, que no se inventaron ahora, vienen tocando desde hace rato y mezclando estilos, eh, por eso es difícil encasillarlos en un género! ¡Metieron un violín, loco! ¡Imaginate que en una de esas el tipo aprendiese a tocarlo! ¡Ahí sí que no los pararía nadie, che!

.

Cumbia villera: Iba a pegarles, pero me arrepentí al darme cuenta de que las sesiones de grabación y numerosas giras por los boliches son lo único que evita que los “cantantes” y demás integrantes de esas “bandas” salgan a delinquir revólver en mano. Porque cuando se acabe “lo de la musiquita”, resulta evidente que el cantante de Damas Gratis no va a tener otra alternativa que no sea la de salir a robarme mientras espero el 60 en la intersección de la ruta 202 y el Acceso Norte de la Panamericana. Miren sino la foto del cantante de Pibes Chorros. That´s patrullero’s material.

.

*Diríganse a las bitácoras “Todo para el Carajo” y/o “El Submundo del Espectáculo” para más información.

Anuncios

Read Full Post »