Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 mayo 2006

Guías, listas, manuales, etc.


Veo que gustó el comienzo de la colección. Aquí los dejo con la segunda parte de la trilogía. Incluyo un “Bonus Track”, con una que no había prometido.

4) El mal perdedor. “Está con otro, pero me ama a mí” -dice él. Lamentablemente, los enfermos como éste abundan; celosos, posesivos, obsesivos… incapaces de comprender que sus amadas no los quieren ver ni en las fotos viejas. La gallina en cuestión ya está pasándola bomba con un gallo nuevo (o viceversa), pero él sigue insistiendo en la posibilidad de que ella esté simulando su nueva realidad para hacerlo enojar, para despertar nuevamente su amor, para que él recupere lo que es suyo por derecho. Amenaza con matar y con matarse, se enoja con el nuevo afortunado, y cree que las fuerzas del Universo están poniendo a prueba su amor. A esta clase de papanatas fastidiosos habría que prohibirles salir a la calle a levantar minas, por lo menos hasta que entiendan que las mismas pueden usar su derecho a decirles: “NO”. Sin dudas, otro “invitado” al club. (“It Ain´t Over ´Till It´s Over”, de Lenny Kravitz)

5) El oportunista. Eterno pelafustán, lleva mucho tiempo de enamorado, pero el objeto de su afecto no le corresponde. Incapaz de asumir la derrota con caballerosidad, termina elaborando una estrategia ruín que lo convierte en el mejor amigo de su amada, pero el tiro le sale por la culata. No tiene éxito debido a que cree ser siempre el segundo en la lista, cuando en realidad ni siquiera figura en ella. Siempre rondando, revoloteando cual buitre carroñero… lo más parecido al amor que recibe de su princesa es la confesión de algún secreto, acompañado de un abrazo estéril e inofensivo en un momento de debilidad emocional, o las quejas que ésta tiene para hacer acerca de sus antiguos amados… Algo hay reconocerle: por siempre escoria será, más escoria enamorada.
(“Right Here Waiting”, de Richard Marx o “I´ll Be There For You”, de The Rembrandts)

6) El productivo. Escaso, debido a la falta de materia prima para forjarlo. El amor y el enamoramiento le pegan fuerte a este/a fulano/a talentoso/a, y lo/a llevan a escribir fantásticas canciones, bellos poemas, obras teatrales de valor incombustible, novelas antológicas… No obstante, la fuerza del golpe amoroso es tan brutal como efímera, y en ocasiones, hasta se podría decir que “el productivo” echa mano del amor únicamente para sacar a la luz lo mejor de su arte. Para su desgracia (y alegría de los sellos discográficos), casi todos su enamoramientos serán extremos: no correspondidos o muy correspondidos y de fines catastróficos, sin puntos intermedios.
(“Lucía” de Joan Manuel Serrat, o “Greensleeves”, arreglada por mi amigo Wolfgang Amadeus Mozart” van como anillo al dedo)

7) La estratega defensiva. Ésta es simpatiquísima, ya que cree que puede planear su enamoramiento de antemano, siguiendo pasos y conceptos, estableciendo y deshaciendo paradigmas, diseñando “blueprints” de su futuro cual si fuese una triquiñuela de Willy Coyote, un desembarco militar en Alemania, o la construcción de una cadena de supermercados. Convencida de que su vida es un guión de cine que ella escribe a su antojo, cuando se le pregunta acerca de su vida sentimental, dice que todavía no tiene tiempo para enamorarse o que nunca va a hacerlo, o que primero tiene que terminar la carrera, o que no cree que vaya a encontrar la persona correcta, o que ya conoce al indicado pero está dando tiempo a que se separe de su actual pareja y resuelva sus problemas personales, o que el amor y los hijos atentarían contra su idea de libertad espiritual, o que lo que ahorra gracias a su trabajo no le permite pensar aún en relaciones personales serias, y mil millones de cosas más… A estas enamoradas es divertido verlas, tiempo después, caminando por la vereda, colgadas del brazo de sus amantes, dándose besitos y luciendo la mejor cara de ganso a medio acogotar… (empieza con un belígero Don´t Stop Me Now de Queen, pero cuando se le pasa la histeria termina con un ñoño y adorable “Eternal Flame”, de The Bangles).


Si se leyeron todos estos, no se vayan a perder los de mañana. Con esos últimos completarán la colección.

Read Full Post »

Guías, listas, manuales, etc.


El amor… aaah, es en todo contrario de sí mismo, pero quien lo padece es el único que lo entiende. Para beneficio literario de quien escribe este blog, tal sujeto se presenta en diferentes envases, uno más despreciable y pintoresco que el otro. Se aplican tanto al macho como a la hembra, ¿ok? Veamos algunos casos (dividiré el texto en varias tandas), acompañados de la banda sonora de sus momentos…

1) El trucho. Inicio con él la lista, pese a que (en lo personal) no lo considero un verdadero miembro del Club de los Enamorados. Cuando es hombre, dice amar con locura, y compra regalitos a su pareja. Si es mujer, además dibuja corazoncitos y taradeces, las cuales atesora junto a las fotos de sus momentos juntos. Pero en cuanto el objeto de su afecto se distrae y se les presenta la oportunidad, se arrojan al manoseo y/o cópula con cuanto especímen humano se les presente. “Pasó lo que tenía que pasar”, “la carne es débil”, “habíamos bebido un montón”; este tipo de frases suele utilizar el enamorado trucho cuando sus trapisondas son descubiertas, para tratar de convencerse a si mismo y a sus amistades de que la culpa no es suya. “Pero yo la amo a ella, jamás amé a ninguna otra como a ella, con las otras es sólo sexo” -dice el macho. “Yo a él lo amo, pero nos vemos poco, y vos viste que Fulano siempre fue una asignatura pendiente” -dice ella… Déjense de joder, no es malo no estar enamorado; lo malo es que lo finjan. (“Los Piratas”, de los Auténticos Decadentes)

2) El verdadero. A éste, Cupido debe haberlo atacado a martillazos en el marote. Se enamora y ama con todo su corazón; su compromiso es un acuerdo indestructible y su espíritu se ilumina cuando su amada sonríe. Cuando separados (o si no correspondido), piensa en ella a todo rato. Cuando juntos, disfruta cada minuto de su compañía como si fuera el último. Está dispuesto a vivir para ella, y a sangrar por ella (si la muerte es el precio que he de pagar por amarte, págolo, y voyme contento). Semejante estado demencial puede volverlo encantador (o nabo, según la perspectiva), llevándolo a dar serenatas, proponer casamientos de un día para otro, ver sus hijos aún no nacidos en los ojos de ella… Es tanto lo que la ama, que con solo mirarla ya se siente más dichoso, más importante, sabiendo que es ella, que siempre lo ha sido, que finalmente la ha encontrado. No le encuentra defectos, y es por eso que podría aceptar infidelidades o malos tratos. La dejará ir sólo si cree que la verá más feliz con ello. (“When a Man loves a Woman” de Percy Sledge, o “I Just Call To Say I Love you” de Stevie Wonder)

3) La acostumbrada. Alguna vez fue una enamorada intensa y sincera, pero pasado ya mucho tiempo desde entonces, ha mutado en un ser de amor extraño. “¿Estará enamorada todavía o es que lo quiere y con eso basta?” -se preguntan sus seres cercanos. Es probable que ni siquiera ella lo sepa. Pero en el caso de que ya no lo estuviera, buscar un nuevo amor se le haría demasiado trabajoso y arriesgado, volviendo a tener primeras citas, nervios, ocultando defectos, deseando causar buenas impresiones… Mejor malo conocido que bueno por conocer. A menos que suceda una catástrofe, la acostumbrada continuará con su amado y terminará sus días junto a él. Si su consorte le acompaña y es también un “acostumbrado”, ambos serán felices como pocos experimentando los placeres del mundo “swinger”, pero si uno de los dos no es un “acostumbrado”, la infidelidad mas pequeña a la que deberá enfrentarse esta pareja será del tamaño de un campo de fútbol americano, unidad de medida muy popular en canales de cable como The History Channel o Animal Planet. (“You´re Still The One”, de Shania Twain)

Mañana: el “Mal perdedor”, el “Oportunista” y el “Productivo”. No se los pierdan que son coleccionables.

Read Full Post »

Cine, tele y así

No se dan ustedes una idea acerca de lo mucho que me tortura escuchar una melodía en algún lado y luego no saber como encontrarla debido a desconocimiento general del nombre del autor, disco, etc. Durante mucho tiempo -más de una década- me pasó con una de las canciones más argentinas de todas, que curiosamente, está escrita en francés.

Pista: “¡Uaque, que, que, que, que, que, que,nana,nananana,nananana,nanana, nananá!”

Sí, es “La del negro Olmedo”… supongo que con la foto alcanzaba… Sé que no soy el único al cual este tema conmueve en algún nivel. Por eso aquí los dejo con la letra de la hermosísima canción (si la traducen se van a sorprender y les va a gustar todavía más) que acompañó al programa de televisión “No Toca Botón”. Aunque no sepa mucho francés, saber cantarla aunque sea sacando la fonética me hace sentir muy importante.

“Attention, mesdames et messieurs”,
de Michel Fugain (que es algo así como un Sandro francés).

Attention, mesdames et messieurs, dans un instant on va commencer
Installez-vous dans votre fauteuil bien gentiment
5, 4, 3, 2, 1, 0, partez, tous les projecteurs vont s’allumer
Et tous les acteurs vont s’animer en même temps

Attention, mesdames et messieurs, c’est important, on va commencer
C’est toujours la même histoire depuis la nuit des temps
L’histoire de la vie et de la mort, mais nous allons changer le décor
Espérons qu’on la jouera encore dans 2000 ans

Nous avons 20 ans et plein de chansons
Comme le printemps, nous allons danser dans votre maison
Notre pain est blanc, notre vin est bon
Si vous le voulez, c’est de bon cœur que nous partagerons

Attention, mesdames et messieurs, dans un instant, ça va commencer
Nous vous demandons évidemment d’être indulgents
Le spectacle n’est pas bien rôdé, laissez-nous encore quelques années
Il ne pourrait que s’améliorer au fil du temps

Attention, mesdames et messieurs, dans un instant, ça va commencer
Installez-vous dans votre fauteuil bien gentiment
5, 4, 3, 2, 1, 0, partez, tous les projecteurs vont s’allumer
Et tous les acteurs vont s’animer en même temps

Nous avons 20 ans et plein de chansons
Comme le printemps, nous allons danser dans votre maison
Notre pain est blanc, notre vin est bon
Si vous le voulez, c’est de bon cœur que nous partagerons

Attention, mesdames et messieurs, dans un instant, on va commencer
Il se peut que vous soyez choqués de temps en temps
Mais surtout ne vous inquiétez pas, n’allez pas faire des signes de croix
Et rappelez-vous qu’un jour vous avez eu 20 ans

Ahora, con averiguar como se llama el temita instrumental del cierre de “Caloi en su Tinta” (o su intérprete) estaría yo en condiciones de abandonar mi niñez y morirme en paz.

Read Full Post »

Los Hombres Equis

Cine, tele y así – Yo por Dentro

Esta semana me voy a ver X-men 3, no porque sea fanático de las películas de acción o ciencia ficción (Terminator 2 tiene como quince años y sigue siendo la mejor), sino porque quiero ir a ver algo al cine y al Código Da Vinci lo voy a esperar hasta que esté en el cable.

La idea de los mutantes es muy buena, porque se justifica por si misma. Lo ejemplificaré en esta conversación: “¿Por qué tenés ojos en las palmas de las manos, Ramirito?” “Porque soy mutante. A mi no me picó una araña, ni me explotó una bomba atómica cerca, ni me cayó un rayo en el marote. Nací así, mutante.

Si me preguntan responderé diciendo que creo que todos somos mutantes, pero no todos nos damos cuenta porque nuestros superpoderes no son tan evidentes como los del señor pelado de Star Trek. Mi superpoder es muy específico: todos los días me despierto cinco segundos antes de que suene el despertador del teléfono celular. Ni más, ni menos. Para cuando empieza a sonar, yo ya lo tengo en la mano y lo apago.

Hey, no serán garras retráctiles pero a mí me sirve bastante… Imaginen que mi nombre de mutante fuese “Despertador”… Eeeeh… ¿ven? Ahí va queriendo…

Read Full Post »

Madre Naturaleza – Científicamente – Comestible


Algunos recordarán mi brillante investigación titulada “Rómpolo y voyme contento”, pues bien, el señor Roberto Inzirillo estuvo haciendo los deberes y ahora resulta que voy a tener que replantearme algunos conceptos.

Pido perdón públicamente a aquellos emprendedores avícolas cuyas producciones se vieron arruinadas por mi impetuosa y equívoca resolución, y aviso a quien le interese que la guita del premio Nobel ya me la gasté en sánguches de miga.

Read Full Post »

Entra por los ojos…

Del Habla – Vida Diaria

Como todos los días, me bajé del tren en Retiro y me tope con los puestos de revistas de –obviamente- todos los días. Hoy una publicacíón me llamó la atención. Era una revista para adultos (de esas que leen solo los chicos), cubierta con un pedazo de celofán negro para que no se viese la foto de la tapa. Pero el nombre se leía claramente: “Súper Culos”.

Creo que está bien y resulta entendible que se llame así, porque imagino lo que debe venir adentro. El nombre es mucho más directo que Playboy, Hustler, o Eroticón, etc… No obstante, en otro puesto en la parada del colectivo hace un tiempo pude ver otra chiquitita que se llamaba “La Tanga de mi Cuñada”. Es innegable que llaman la atención, al menos por un segundo de desconcierto. Lo malo es que me causan mucha gracia, y no creo que sea la intención de los editores. ¿Compraremos algunas cosas nomás por su subyugante nomenclatura?

No sé, pero podría ser… Estoy pensando en cambiar el nombre de alguno de mis blogs a: “Mega Tetas”.

Read Full Post »

Ahora entiendo…

Del Habla – Vida Diaria

Imagínense la situación: un hombre de apellido “Puthaz” huye para casarse con una prima, de apellido también Puthaz, y prostituta de profesión. Ella queda embarazada, pero el Sr. Puthaz muere antes del nacimiento. Entonces la viuda, para no estar sola, se casa con su cuñado, también de apellido Puthaz, quien adopta al niño legalmente.

El bebé va creciendo, y cuando tiene un año se cae y se fractura varios huesos del cráneo lastimándose severamente el rostro, pero con algunas cirugías se recupera casi por completo. Las desgracias lo acompañan cuando su padrastro también muere. Su madre, la Sra. Puthaz, se vuelve lesbiana y viaja a un país donde ella y su nueva novia (también prostituta) pueden casarse y así criar al pequeño niño en un ambiente legal, además de lleno de amor y esperanza. Ese niño crece y se transforma en un hombre. Y luego en Jefe de otras personas -ponele que trabaje en una agencia de Prode en el microcentro, o en algo así como un Call Center, o en la carnicería de la esquina de mi casa, que se yo, por ponerle algo.

Técnicamente, ese tipo es un tremendo cararrota hijo de varias Puthaz. Más de cuatro veces hijo de Puthaz, si no me equivoco. Quería encontrar la forma de entenderte o explicar tu existencia (si leyeras el blog sabrías que me refiero a vos, flaco).

Tal vez sea ese tu caso, porque con una sola “Puthaz” siento que no me alcanza para describirte.

Read Full Post »

Older Posts »